Pagina 1

 

¿Nunca te preguntaste…

 

 

Hay algo que Dios no pueda perdonar?

 

El perdon de Dios esta disponible para todos aquellos que se arrepienten de sus pecados y ponen su fe en la obra redentora de Cristo en la cruz, y ese perdon cubre todos los pecados,ya sean pequeños o grandes. Ahora bien, si prestas atencion notaras que hay dos acciones principales en la oracion anterior: 1)arrepentirse, y 2) poner tu fe en Cristo

Dios ofrece su perdon para todo pecado del cual nos arrepentimos sinceramente. Sin arrepentimiento no hay perdon. Debemos reconocer nuestro pecado y confesarselo a El. No importa lo terrible que sea, piensa que El no se va a horrorizar de nada, y que ademas El ya lo sabe todo. Ninguna cosa creada escapa a la vista de Dios. Todo esta al descubierto, expuesto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.(Heb 4.13) de  

modo que es necio ocultarle las cosas y desaprovechar su perdón. La Biblia nos dice que “… no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos (Heb 4.15-16). Esto significa que el mismo Jesús que fue a la cruz en lugar de nosotros para pagar el precio por todos nuestros pecados, pasados, presentes y futuros, ahora esta sentado a la derecha de Dios Padre intercediendo todo el tiempo por nosotros. Ahora, yo sé que muchas veces esta pregunta viene de haber leído o escuchado lo que dice Jesús en Mateo 12.31-32. Allí Jesús nos dice que existe un solo pecado que nunca tendrá perdón, que es “la blasfemia contra el Espíritu Santo” ¿Qué es esto? El Espíritu Santo vino a nosotros como el consolador para determinar la obra de Cristo en nuestras vidas. Es el Espíritu Santo quien nos revela en nuestro interior la necesidad de arrepentimiento y nos dirige la fe hacia Cristo. Entonces blasfemar en su contra es justamente no arrepentirnos de nuestros pecados y no confiar en el regalo de la cruz provisto de Cristo…Blasfemar es negar nuestra necesidad de arrepentimiento y no tener fe en Jesús, y esto nos priva del perdón de Dios.


Preguntas difíciles, 101 respuestas directas®   

LUCAS LEYS

 

Pagina 2

 

CASA DE DIOS, PUERTA DEL CIELO


 Si pensamos en una cerradura seguramente la imagen de una puerta se nos vendrá a la mente.

Las puertas son necesarias para entrar o salir a espacios determinados. En lo espiritual sucede lo mismo. Precisamos de esas puertas para entrar en la dimensión de Dios, poderosa y sin limites. Una de ellas es la REVELACION.

Nuestras vidas cambiaran a partir de una revelación de Dios. Cuando el se revela se producen cambios, avivamientos y que las cosas comiencen a suceder.

En Génesis 28:16-17 vemos la historia de un joven llamado Jacob que luego de una revelación de Dios su vida es transformada y guiada a un nuevo destino. Jacob, según versículo 16 , se dio cuenta de que Dios estaba en lugar donde el se encontraba y por eso declara Casa de Dios puerta

del cielo. Como seria tu vida con una mayor revelación de Dios? Seguramente vivirías mejor!

Precisas que Cristo se te revele de una manera como tal vez nunca lo experimentaste porque de esa manera el Reino de los Cielos invadirá por completo tu realidad produciendo cambios poderosos.

Ánimo, Dios esta anhelando que tu corazón arda con pasión y hambre por su Espíritu Santo y su revelación! Tal vez las respuestas a los interrogantes de tu vida estén ocultas, tan solo comenza a buscarlas buscando la revelación de Cristo y declarando Casa de Dios y puerta del Cielo sobre tu vida, familia, trabajo y sobre todo lo que desees! AMEN 

 

Coordinador de jóvenes

German Lemos

 

Pagina 3

 

PERLAS


Alguna vez has visto el proceso que da vida a las hermosas perlas??

Las conchas de mar poseen dentro de ellas una sustancia llamada NACAR, que se encuentra bien protegida dentro de la misma. Ocurre entonces que cuando, por algún motivo, logra entrar alguna partícula de tierra que la lástima, ella, usa ese NACAR para protegerse y va cubriendo esa partícula de capas y capas de NACAR...y sabes que sale de ellas? Una hermosa perla!

A veces solemos sentirnos como esa concha de mar... Dejamos pequeños orificios abiertos que dejan entrar cosas que nos lastiman... Por eso yo te invitó a que uses ese NACAR que Dios nos dio. Tanto como el amor, el perdón, la humildad y muchas cosas más, son nuestro NACAR que cubren con muchas capas esas cosas, situaciones, etc. Y eso va formando la PERLA que somos. Y eso lo puedes hacer tú!

Hoy te desafío a usar tú NACAR.

Dios ya ve una hermosa perla en vos.